Dios quiero seguirte, pero…

Por Carlos Mañón

Esta es la interrogante de muchos cristianos, siempre existe un pero que justifique nuestra condición para no cumplir con lo que Dios espera de nosotros. Hoy quiero tratar el tema relacionado a nuestra creencia y hago la siguiente pregunta: ¿Verdaderamente tú crees en Dios?

Veamos que nos dice la escritura en 1 Juan 3: 16-24

16 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. 19 Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de él; 20 pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas. 21 Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; 22 y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él. 23 Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.

Muchas veces hemos actuado como Tomas uno de los discípulos de Jesús que dijo que tenía que ver al Maestro resucitado para creerlo y no solo verlo sino ver la señal de los clavos y meter su dedo no iba a creer lo que le decían.  Asi somos, muchas veces necesitamos una manifestación tangible para saber que Dios esta con nosotros.  El creer en Dios y en su palabra es por FE, no por vista.

Que nos impide el creer en Dios: 

– Pecado
Juan 8:34  Jesús les respondió: De cierto,  de cierto os digo,  que todo aquel que hace pecado,  esclavo es del pecado.

1 Juan 3:6   Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. 

– Nuestros Deseos
1 Juan 2:16  Porque todo lo que hay en el mundo,  los deseos de la carne,  los deseos de los ojos,  y la vanagloria de la vida,  no proviene del Padre,  sino del mundo.

Desobediencia
Salmo 95:7-9  Porque él es nuestro Dios;  Nosotros el pueblo de su prado,  y ovejas de su mano.  Si oyereis hoy su voz, 8No endurezcáis vuestro corazón,  como en Meriba, Como en el día de Masah en el desierto, 9Donde me tentaron vuestros padres, Me probaron, y vieron mis obras.

– Las tentaciones del enemigo
Juan 10:10  El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;  yo he venido para que tengan vida,  y para que la tengan en abundancia

Creemos verdaderamente en un Dios:

Todopoderoso
Misericordioso
De Fortaleza
De Amor
De Paz
Sanador
Libertador
Proveedor
Consolador
Eterno
De Justicia
De toda Consolación

Si hemos contestado que si a todas las anteriores, entonces por que:

  1. La gente vive una religión y no una relación
  2. El amor hacia Dios se ha perdido en muchas iglesias
  3. No tenemos tiempo para Dios, pero si podemos trabajar hasta 24 horas por lo material
  4. Solo buscamos a Dios por nuestras necesidades o deseos y no por lo que El es.
  5. Solo buscamos a Dios en momentos de Aflicción o dolor
  6. El Dinero es mas importante que la salvación
  7. No nos damos cuenta de las necesidades de los demás
  8. Es tan fácil decidir no volver a una iglesia o congregación, o alejarnos de Dios cuando nos tratan mal.

Marcos 9:23 Jesús  le dijo: Si puedes creer,  al que cree todo le es posible.

Esta entrada fue publicada en Enseñanza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s